“Tu vida anterior ya no existe más.

Una nueva se ha iniciado.

Recuerda. Corre. Sobrevive.”

El Corredor de Laberintos o Maze Runner: Correr o Morir (nombre que se le ha dado en Latino America), es el primer libro de la trilogía de James Dashner.

Thomas despierta en un ascensor sin recordar nada mas que su nombre. El ascensor lo lleva hasta un lugar el cual los chicos que viven ahí lo llaman el Área (The Glade). El cual parece el prado de un bosque pero con una peculiar característica: Está rodeado de muros altísimos con puertas que se mantienen abiertas por el día y cerradas por la noche. ¿Por qué están cerradas? los protegen del ataque de los Penintentes (híbridos de animal con robots)

Al igual que Thomas nadie de los chicos que habitan el Área recuerda algo de su pasado. En un inicio no le explican nada a Thomas. Hay palabras que no comprenden (las cuales es un punto a favor del autor ya que renombra algunas malas palabras para que no sean censuradas en la historia)

Al día siguiente Alby, quien es el que está acargo, le explica como funcionan las cosas y sobretodo como cada día un griupo de “Runners” (corredores) recorre el laberinto que rodea el Área para poder ver si hay alguna salida de ese lugar. Thomas también recibe información de quien era el novato hasta que él llegó, Chuck, además él se hace su amigo. Pero todo cambia hasta que ese día llega alguien más al Área que va alterar las cosas por completo.

Los personajes están bien creados, Dashner les da una forma de hablar distinta a cada uno que les da bastante personalidad. Para mí uno de los mejores personajes es Minho.

El grupo de chicos del Área debe unirse para encontrar cuanto antes una salida.

Tiene un final muy inesperado y cada capítulo te deja en suspenso por lo que debo advertirles que puede que se queden hasta altas horas de la noche leyendo este libro.

Y habrá una película que se estrena en Septiembre (por lo que aún tienes tiempo para leerlo)

Coméntanos qué opinas:

comentarios

1 COMENTARIO