La distancia que nos separa – Renato Cisneros

3663

Hace un par de días terminé de leer La distancia que nos separa y me demoré un poco en escribir la reseña porque tenía mucho que procesar. La novela de Renato Cisneros es una de esas que te lleva a cerrar el libro de rato en rato para analizar un poco ciertas cosas. Una novela que te hace llegar a tu centro, que te hace salir por momentos de ti mismo para ver desde otra perspectiva a tu padre y la relación que existe. Bueno eso fue lo que me pasó a mí mientras leía el libro y me iba sumergiendo en la historia de Luis Federico Cisneros: el Gaucho, Lucho, el general, el ministro de guerra, el amante, el padre de Renato.

La distancia que nos separa_Renato Cisneros_Leerlo TodoEditorial: Planeta
Precio:
S/ 45.00 
Sinopsis: 
Un hijo busca a su padre. La necesidad es antigua pero se renueva generación a generación hasta que, por alguna circunstancia especial, alcanza un poder inusitado. Por ejemplo, si el hijo es Renato Cisneros, un escritor dotado y un periodista reconocido. Por ejemplo, si el padre es el ex general del ejército Luis Federico ‘El Gaucho’ Cisneros, uno de los militares más importantes de la historia peruana reciente. El autor ha decidido explorar su genealogía para comprender y desmitificar la figura de ‘El Gaucho’, el polémico Ministro del Interior durante el régimen de Francisco Morales Bermúdez y, luego, Ministro de Guerra durante el segundo belaundismo. Las armas con las que cuenta son la perspectiva que ofrece la intimidad, la distancia que brinda el paso del tiempo y la urgencia de sospechar que, detrás de la historia oficial y pública, se esconde una verdad desconocida, incluso, para sus allegados más cercanos. El resultado es una investigación tanto documental como emocional que cobra la forma de una novela valiente y necesaria, escrita con el vigor de quien contrapone la pluma a la espada y la delicadeza de quien, con derecho, cree ver en las palabras un espacio de conocimiento y conciliación.

Esta novela, del género de “auto ficción”, comienza cuando el autor tras la disolución de su noviazgo con Pierina Arbulú (una relación de cinco años) entra en una depresión que lo lleva a acudir a un psicoanalista. En la tercera sesión este le hace asegura que su forma de comportarse tiene una conexión con su quien fue su padre. “Es el padre el que determina su identidad. Del vientre de la madre se incorpor a la cultura, gracias al padre. Es el padre quien lo encamina, quien lo dota de lenguaje….el padre le da las herramientas para ocupar un lugar en el mundo” (pág. 19)  Es entonces que comienza su exploración para averiguar quién es realmente Luis Federido Cisneros Vizquerra, “El Gaucho”. Haciendo un seguimiento desde su niñez hasta sus últimos días. ¿Qué es lo que llegará a descubrir? ¿Cambiará la imagen que tiene sobre su padre? ¿De manera positiva o negativa?

El autor se tomará el trabajo de entrevistar a todas las personas que conocieron a su padre en distintas facetas de su vida. Llegando a países como Francia y Argentina. Descubrirá que su padre no solo fue su padre, sino que fue una persona que se enamoró, amó con todo su ser, engañó, rompió corazones, generó desilusiones, se preocupó por su familia, por el país. Su padre fue más que solo su padre y cuando tenga respuestas a sus preguntas finalmente podrá sentir un poco más de calma, sentirse bien consigo mismo. 

Este análisis que hace Renato Cisneros con respecto a su padre puede llevar al lector al descubrimiento de su propia historia. Al análisis del pasado familiar, a poner sobre la mesa la relación con los padres y entender que más allá de todo cargo que la sociedad le otorga al traer a un hijo al mundo, son personas que sienten y piensan como nosotros. Y una vez realizado el análisis podemos encontrar asuntos, tal vez inconclusos, con nuestros padres que forman parte de nuestra existencia. 

Es una historia que fluye, está bien ordenada y es envolvente. A mí me mantuvo pasando las hojas todo un fin de semana y al final sientes que la extensión de la obra está justificada. No hay que olvidar que el padre de Cisneros es un personaje importante dentro de la historia del Perú, por lo que se ve involucrado en distintas etapas muy trascendentales, como el terrorismo. Lo que yo encontré muy interesante.

 “Aquí he engendrado al Gaucho, dándole nombre a una criatura imaginada para convertirme en su padre literario. La literatura es la biología que ha permitido traerlo al mundo, a mi mundo, provocando su nacimiento en la ficción”.

No puedo terminar esta reseña sin agradecer a Victoria, de un Mundo para Buddy, no tan solo por prestarme su copia del libro sino por terminar de convencerme en leer la novela.

¿Ya la leyeron? ¿Qué opinan de ella? ¡No duden en dejar sus comentario!

Coméntanos qué opinas:

comentarios

Reseña
Puntuación
Compartir
Artículo anteriorEl Mundo – Juan José Millás
Artículo siguienteTOP DIEZ 2015
Comunicador. Adicto a los libros y la música.